Obligatorio Expedir Constancias de Capacitación a Trabajadores que Aprueben Exámenes

Por Crispín Barrera Ponce

-La diputada García García (PT) presentó una iniciativa que reforma el artículo 153-T de la Ley Federal del Trabajo

-El objetivo es que puedan acreditar su experiencia y preparación

Coneme / La diputada Margarita García García, del PT, presentó una iniciativa que reforma el artículo 153-T de la Ley Federal del Trabajo, para que sea obligación de la entidad instructora expedir las constancias respectivas a los trabajadores que aprueben exámenes de capacitación o adiestramiento.

Las constancias deberán ser autentificadas por la Comisión Mixta de Capacitación y Adiestramiento de la Empresa, se harán del conocimiento de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, por conducto del correspondiente Comité Nacional o, a falta de éste, a través de las autoridades del trabajo a fin de que la propia Secretaría las registre y las tome en cuenta al formular el padrón de trabajadores capacitados que corresponda.

La iniciativa refiere que el Capítulo III Bis de la citada ley denominado “De la Productividad, Formación y Capacitación de los Trabajadores”, hace mención de la obligación de los patrones a proporcionar capacitación a sus trabajadores, ya sea fuera o dentro de los centros laborales. En tal sentido, se considera que para que el trabajador no quede en estado de indefensión debe recibir la constancia señalada; de lo contrario no tiene manera de acreditar su experiencia y preparación.

Agrega que ese tipo de documentos normalmente tienen valor curricular y es la manera con la que se cuenta para acreditarse ante algún empleador. “La certificación es un tema importante para aumentar las posibilidades de las personas a encontrar un trabajo bien remunerado considerando mejores capacidades adquiridas por su preparación”, menciona la legisladora en su propuesta.

La iniciativa, que fue turnada a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, añade que entre las bondades de la capacitación están la calidad y mejora en las tareas asignadas, reducción en tiempos y supervisión, solución de problemas con diferente visión, sensibilización ante nuevos retos, desarrollo ético y motivación del personal. Además, ayuda a la creación de equipos de trabajo de alto desempeño, seguridad y autoestima en los trabajadores, así como mayor especialización, subraya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *