¿Anticorrupción o pan y circo?

Por Mario Díaz

-¿Lozoya-AMLO igual a Elba Esther y Peña Nieto?
-Demasiadas consideraciones de la 4T
-¿”Pondrá el dedo” como testigo protegido?

DADAS las circunstancias, tal parece que la extradición del ex director de Petróleos
Mexicanos (PEMEX) EMILIO LOZOYA AUSTIN viene etiquetada con previa negociación, lo
que, en consecuencia, pone en tela de duda el real destape de la cloaca del sexenio
pasado.
Los beneficios otorgados, apenas llegó al hangar de la Fiscalía General de la República,
hacen presumir acuerdos previos que hacen dudar de la transparencia del combate a la
corrupción del gobierno de la Cuarta Transformación.
El señuelo de traslado al Reclusorio Norte para impedir la toma de gráficas de los medios
de comunicación y su internamiento en un hospital privado para ser atendido de
“debilidad general acompañado de anemia y problemas en el esófago” podrían ser
evidencias de que en realidad se trata de una estrategia política y no una verdadera acción
anti-corrupción.
Ha trascendido que los delitos imputados a LOZOYA AUSTIN son cohecho, lavado de
dinero y asociación delictuosa que no ameritan prisión preventiva oficiosa por no existir
riesgo de fuga, en opinión de sus abogados defensores.
La expectativa generada por la extradición del exfuncionario en el gobierno de ENRIQUE
PEÑA NIETO se ha maximizado, luego de que éste anunció que entregaría videos en donde
se comprueban actos de corrupción que comprometen a importantes personajes del
pasado, incluyendo a senadores, para la aprobación de la reforma energética.
Otro centro de atención es que LOZOYA ha expuesto muy claramente que, durante su
función como titular de PEMEX y operador financiero para campañas políticas y sobornos,
no se mandaba solo.
Lo que simple y llanamente quiere decir que recibía instrucciones directas del entonces
secretario de Hacienda y Crédito Público, LUIS VIDEGARAY, con la lógica autorización del
presidente ENRIQUE PEÑA NIETO.
Entre otras desviaciones del erario, EMILIO LOZOYA AUSTIN es señalado como quien
recibió 4 mil millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht para apoyar
financieramente la campaña proselitista de PEÑA NIETO.

También se le acusa de haber comprado con una sobrevaloración de 200 millones de
dólares la empresa Agro Nitrogenados, para favorecer al propietario de Altos Hornos de
México S.A., ALONSO ANCIRA.
Sin embargo, sin hacer a un lado la campaña anticorrupción de la 4T, también es muy
probable que la extradición de LOZOYA AUSTIN se utilice como una herramienta de
venganza y uso político.
Por lo pronto, la información que aportará al gobierno lopezobradorista servirá para
exhibir a priístas y panistas, previo al proceso eleccionario del año próximo que será
decisivo para la continuidad del proyecto de gobierno del presidente ANDRÉS MANUEL
LÓPEZ OBRADOR que podría colapsar si se pierde la mayoría en el palacio legislativo de
San Lázaro.
Del mismo modo, SANTIAGO NIETO CASTILLO, titular de la Unidad de Inteligencia
Financiera (UIF), podría utilizar el juicio político para vengarse de EMILIO LOZOYA, autor
intelectual de su destitución de la Fiscalía Especializada Para Delitos Electorales (FEPADE)
en 2017, ante la presión ejercida por el entonces Procurador General de la República,
ALBERTO ELÍAS BELTRÁN.
Por otra parte, el sustento para poner en tela de duda la campaña anticorrupción de la 4T
es el juicio en contra de ROSARIO ROBLES por presuntos desvíos financieros durante su
paso por la Secretaría de Desarrollo Social, como si las decisiones se hubieran tomado
unilateralmente.
La vox populi se pregunta si EMILIO LOZOYA AUSTIN será para ANDRÉS MANUEL LÓPEZ
OBRADOR lo que en su momento representó la maestra ELBA ESTHER GORDILLO
MORALES para ENRIQUE PEÑA NIETO.
Otra duda tiene que ver si el extraditado-durante la negociación con el gobierno federal-
hará uso de su derecho constitucional de acogerse al programa de testigos protegidos,
como lo establece el artículo 257 del Código Nacional de Procedimientos Penales.
La decisión de no exponerlo ante cámaras de medios de comunicación y su inmediato
traslado al hospital privado a pesar de que la autoridad española no le detectó ningún
síntoma anormal a su salud, hace suponer un acuerdo sustancioso entre LOZOYA AUSTIN y
LÓPEZ OBRADOR.
DESDE EL BALCÓN:
Ante la escasez del medicamento por la alta demanda, al menos en Tamaulipas, la
Secretaría de Salud ha restringido la venta de Ivermectina sin receta médica. Solo
pacientes con dictamen positivo de Covid-19 podrán adquirirla. Con todo y que
científicamente no está comprobado que extermina al coronavirus, testimonialmente ha

rendido resultados positivos, al grado que se suministra en hospitales y se recetaba en
consultorios médicos.
Ante la falta de vacuna y a pesar del criterio de la Organización Mundial de la Salud (OMS)
y la FDA de los Estados Unidos, la autoridad sanitaria ha decidido no seguir al cien por
ciento el protocolo mundial.
Todo sea por el bien de la salud.

mariodiaz27@prodigy.net.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *